Cada vez nos gusta más cuidarnos, tanto por dentro como por fuera, es por ello que en los últimos años las piscinas naturales están levantando especial interés entre las personas.
La naturaleza nos brinda muchas piscinas naturales en los bosques y campos de nuestra geografía. Pero, si no tenemos ninguna de estas maravillas cerca, siempre podemos contar con una empresa que nos construya nuestras propias piscinas ecológicas en nuestro jardín o en nuestro terreno.

Para ello, se realiza un estudio previo y se valora si es viable la realización de la construcción en nuestro espacio. La construcción de este tipo de piscinas puede ser igual que una piscina natural, o bien puede imitar a la perfección una piscina o un lago natural.
Lo que realmente distingue una piscina naturalizada de una convencional, es el método de depuración.

Mientras que en las piscinas convencionales se utilizan elementos químicos como el cloro y alguicidas para mantener el agua limpia, en las piscinas naturalizadas se utilizan plantas naturales y algas para tener un agua cristalina.

Las piscinas naturales, ya sean artificiales o naturales, son altamente respetuosas no solo con la piel, el pelo y los ojos, sino que también son muy respetuosas con el medio ambiente.
Como decíamos, las piscinas naturalizadas utilizan plantas y algas en lugar de elementos químicos, y precisamente son éstos elementos químicos los que presentan mayor problema al medio ambiente, tanto en la fabricación de los mismos como en la distribución y en la posterior absorción de los mismos en el agua.

Si estás pensando en construirte tu propia piscina ecológica en tu jardín, puedes encontrar un listado de empresas que se dedican a ello a través del propio Google, buscando por ejemplo “piscinas naturalizadas”.

Así mismo, en la siguiente dirección podrás ver en imagenes el proceso de construcción de una piscina natural

Deseamos que éste artículo haya sido de utilidad, y esperamos volver a verte pronto.